Blanqueamiento Dental

Blanqueamiento Dental Casero

El blanqueamiento dental en casa presenta algunas diferencias con el realizado en la oficina de un dentista o profesional.

Fuerza del agente blanqueador. Los productos blanqueadores para uso casero generalmente contienen un agente blanqueador de menor potencia, que va desde un 10% de peróxido de carbamida, lo que equivale a cerca de un 3% peróxido de hidrógeno, hasta un 22% de peróxido de carbamida. En el consultorio profesional, los productos de blanqueamiento dental contienen peróxido de hidrógeno en concentraciones que van desde 15% al ​​43%.

Boquillas. Su dentista tomará una impresión de sus dientes y hará una boquilla que será exactamente a la medida de sus dientes. Esta personalización permite el máximo contacto entre el gel blanqueador, que se aplica a la boquilla, y los dientes. Una boquilla a medida también minimiza el contacto del gel con las encías. Los productos de venta libre para uso hogareño también contienen una boquilla, pero esta es de un tamaño único, lo que significa que el ajuste no será exacto. Las boquillas mal ajustadas pueden irritar las encías y los tejidos blandos al permitir que se filtre más gel blanqueador en estos tejidos. Con el procedimiento realizado en el consultorio, el agente blanqueador se aplica directamente sobre los dientes.

Medidas adicionales de protección. En el consultorio, el odontólogo aplicará un gel para las encías o el utilizará un “escudo” de goma (el cual se desliza sobre los dientes) antes de realizar el tratamiento para proteger las encías y la cavidad oral de los efectos de la decoloración. Los productos caseros no ofrecen estas medidas de protección adicionales.

Costos. Quizá el aspecto al que se le presta más atención, los sistemas de blanqueamiento para el hogar son la opción menos costosa, siendo el blanqueamiento en el consultorio más costoso.

Supervisión o no supervisión. Un tratamiento supervisado por un dentista ofrece beneficios adicionales en comparación con el procedimiento casero. En primer lugar, su dentista puede realizar un examen oral y considerar su historia médica completa, lo que puede ser útil para determinar cómo se decoloran los dientes y para saber si el blanqueamiento es un tratamiento adecuado en función del tipo y extensión de las manchas, la cantidad y la ubicación de las restauraciones. Su dentista puede adaptar mejor el tipo de mancha con el mejor tratamiento. Su dentista probablemente va a querer asegurarse de que la boquilla personalizada este cabiendo correctamente, inspeccionará sus encías en busca de signos de irritación, y comprobará en general cómo el proceso de blanqueamiento de dientes está llevándose a cabo. Con los productos blanqueadores caseros, usted será el responsable de la correcta administración del tratamiento.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.blanqueamientodental.net